La construcción sostenible es un concepto global que marca el futuro de la edificación. Cerca de un 90% de la losa gallega se destina a exportaciones: en el año 2018 se exportaron 453.075 toneladas desde el territorio español a  52 países de los cinco continentes. El país con más demanda de la teja de pizarra natural es Francia, con 191.513 toneladas, seguido por el Reino Unido y también Alemania, con concretamente 139.818 y 59.904 toneladas. Considerada la comunidad líder a nivel nacional en el sector de la pizarra, Galicia refuerza la promoción e impulso de uno de sus productos estrella - la pizarra. La teja natural de la zona de Valdeorras es cada vez más conocida en el ámbito internacional y presenta recursos beneficiosos para la construcción actual: durabilidad, sostenibilidad e innovación.

Un producto versátil. De procedencía natural, la pizarra es un material noble, de un valor excepcional que convence con sus características técnicas inigualables. Posee unas características y una calidad inmejorable, destacando por su durabilidad, aislamiento, impermeabilidad, resistencia a la helada, y versatilidad frente a otros materiales. Principalmente usada como teja en cubiertas y fachadas ventiladas, la pizarra puede ser instalada  en suelos, como revestimiento de fachadas, en terrazas, en jardines como elemento decorativo, e incluso como menaje en el sector hostelero. 

Una solución completa. Con una durabilidad alta,  superior a los 200 años,  la pizarra gallega muestra una gran resistencia. Buscando productos edificatorios y urbanos eficientes, la arquitectura internacional ha encontrado un producto de excelencia técnica con la importante ventaja de ser respetuoso con el medio ambiente. Hoy en día la teja de pizarra es una opción asequible para todo el mundo con un mantenimiento sencillo. La limpieza de la piedra natural solo requiere agua, y además su reparación es rápida y sencilla. 

Conservación de energía. Con un bajo impacto ambiental, la  pizarra española muestra ventajas ecológicas significativas en comparación con otros materiales de construcción. Su proceso de producción  requiere un menor consumo de agua y energía, aparte genera menos dióxido de carbono. La pizarra española es el material idóneo para cerrar edificaciones sostenibles como la 'Passivhaus'. La piedra es un recurso natural que es re-utilizable y regenerable y convive en armonía con el entorno.  

Eco-Arquitectura. Estamos viviendo una época de concientización, en la que comprendemos que nuestras decisiones tienen consecuencias. El uso  de elementos sostenibles en la construcción son una parte importante de la arquitectura ambientalmente consciente. La pizarra gallega cuenta con la Declaración Ambiental de Producto (DAP) y la teja de pizarra para tejados, cuenta con puntuación adicional al  Certificado  LEED®, que es un sistema internacional de evaluación. En el proceso productivo de la pizarra no se usa ninguna sustancia química. La elaboración se realiza de manera semiartesanal, donde cada pieza es fabricada manualmente. La pizarra no es un sistema - una gran parte del trabajo del colocador de pizarra es armonizar calidad, funcionalidad, rendimiento y durabilidad en el tejado, ejecutando un trabajo sobrio y elegante.  

Trabajar en la pizarra. Las principales zonas productoras de la pizarra gallega son la comarca de Valdeorras en Ourense, Quiroga y Folgoso do Courel en Lugo, la comarca de Ortigueira en A Coruña y los ayuntamientos de Mondoñedo, Pastoriza, Lourenzá, Samos  Pol y Fonsagrada en Lugo. Como todas las industrias, la pizarra genera empleo y el sector supone una de las principales actividades económicas. Actualmente, el sector mantiene 2.400 empleos directos y cerca de 10.000  indirectos en pequeñas y medianas  empresas. Nuestro objetivo como empresa de colocación es la impulsión de la instalación de tejados en pizarra, por eso es importante dar visibilidad a nuestra actividad y al producto. De esa manera no solo generamos empleo para los colocadores de la zona, también ofrecemos una opción sostenible y de gran calidad a clientes que igual aún no conocían la pizarra. 

Unos 1.800 metros cuadrados, que a la par son sobre unas 45.000 piezas de pizarra natural, cubren el nuevo tejado de la CENTRAL HIDRÁULICA DE PONTENOVO (Ourense). Dicha central de generación eléctrica y gestionada por Iberdrola se encuentra rodeado por la naturaleza en el río Navea, afluente del Bibei, cerca de Montefurado. Las aldeas en el alrededor como Navea, Peites o Trives conservan las construcciones típicas de la zona, piedra natural y cubierta rústica de pizarra, una construcción en plena armonía con el entorno natural y denominada construcción rústica Gallega.

iberdrola2Cuidando las intervenciones de la mano del hombre en el medio natural desde un punto de vista visual y paisajístico, se llegó por parte de arquitectos e ingenieros que la pizarra es el producto idóneo para realizar la cubrición de dicha central hidráulica. La piedra negra es 100% natural y ello conlleva que este material de cubierta tenga un menor impacto medioambiental. Las tejas son de un tamaño 40x25cm y provienen de las zonas de extracción locales de Valdeorras.

Cubierta edificio multifamiliarComo otros elementos, cuando una cubierta de pizarra ya sobrepasa años y no está en un buen estado puede causar humedades, goteras o filtraciones de agua que afectan a vecinos tanto inferiores como los que que viven debajo del tejado y esta cubierta necesita su mantenimiento y su arreglo. Normalmente la comunidad de vecinos es la responsable del mantenimiento de dicha cubierta y debe buscar una solución. Este es el momento de reunirse y de actuar para asegurar el correcto mantenimiento de la cubierta y por lo tanto de la seguridad del edificio.

Desde CUFA nos ofrecemos y con nuestros expertos podemos ofrecerles consejo y asesoramiento técnico especializado en cubiertas, en especial de pizarra, que le pueden ilustrar las opciones de reparación o rehabilitación de dicha cubierta. Como comerciales, nos comprometemos en realizar una visita inmediata, además realizamos in-situ una valoración del estado de la cubierta y le preparamos un presupuesto sin compromiso.

Como técnicos de cubiertas, proponemos ir como tales a una reunión de la junta de vecinos para aclarar dudas de todas las partes involucrados y buscamos soluciones optimadas y efectivas. Es de recordar que las terrazas y las cubiertas de un edificio tienen la consideración de elementos comunes del edificio.

Según la Ley de Propiedad Horizontal y el Código Civil, el titular de la cubierta, en ese caso la comunidad de propietarios, debe pagar los daños producidos. En algunos casos el seguro del edificio o seguros del hogar de particulares se hacen cargo de los costes de reparación o rehabilitación – sobre todo si la causa son fenómenos atmosféricos como la lluvia, el granizo, el viento y de forma muy esporádica huracanes o terremotos. Es importante recordar que un seguro está para situaciones que ocurren por accidente, y no por dejadez gradual o por mantenimiento de el edificio.

En este casi, si buscan un servicio de mantenimiento que incluye además de la limpieza de los elementos de desagüe (canalones, rebosaderos, sumideros), la revisión del estado de elementos singulares (remates, limahoyas, cumbreras, aristas) y la revisión del acabado de la cubierta de pizarra, puede informarse sobre nuestro Servicio Integral de Cubiertas de Pizarra aquí.

Siguiendo con el asunto de la edificación multi-familiar, entendemos que la comunidad de vecinos ha decidido arreglar o rehabilitar la cubierta de pizarra en mal estado para evitar daños al edificio o a terceros y acepta el presupuesto. Entonces llegaría por parte e nuestra empresas, las tareas de oficina, donde se tramitan los necesarios permisos de obra y el permiso de ocupación de vía pública. Además le aconsejaremos con posibles subvenciones o ayudas y nos comprometemos del montaje de un andamio homologado en caso de ser necesario a un precio acorde con el presupuesto

Ya una vez aprobada la obra, en una primera fase se retiran los elementos antiguos como la pizarra y los listones, telas u otros elementos antiguos que ya no garantizan el correcto funcionamiento de la cubierta y empieza el proceso de la rehabilitación.

Una tendencia en la arquitectura contemporánea son las fachadas ventiladas. En estos tiempos, en las que siempre buscamos contribuir a que nuestro mundo sea un lugar sostenible y energeticamente optimado, la fachada ventilada nos ofrece un criterio interesante: minimizar el consumo de energía, en otras palabras, permitiendo un ahorro de dinero en aire acondicionado en épocas de calor y sistemas calefacción en estaciones frías. Esta reducción de energía supone tener el mismo nivel de confort . Supone igualmente emitir menos sustancias contaminantes a la atmósfera y por consiguiente aumentar la calidad de vida de nuestra sociedad, permitiendo lo que se llama un sistema verde.

La fachada ventilada se trata de un sistema constructivo compuesto, de interior a exterior - el cerramiento exterior de pizarra natural está separado de los elementos interiores o pared por una estructura de rastreles, bien metálicos o de madera tratada con autoclave. Además contiene un aislamiento (placas de poliestireno, lana, corcho, membranas o aislante proyectado) colocado entre el rastrelado, posibilitando la respiración y ventilación del edificio. Dejando esta cámara de aire ventilada se colocan las tejas de pizarra natural de forma tradicional, con orientación vertical y triple solape, o combinando piezas de diferentes tamaños para aportar un aspecto dinámico a la fachada. La instalación se realiza mediante ganchos o fijaciones especiales ocultas en acero inoxidable.

fachada ventilada

La cubierta es uno de los elementos más importantes de una edificación y es la parte más expuesta a las condiciones climáticas. Tiene que resistir el viento, la nieve y la lluvia, por ello su casa debe estar perfectamente cubierta y aislada.

CUBIERTA Y ESTRUCTURA

Reparación tejado de pizarra

¿Cómo sabemos si una cubierta está intacta? 

¿Cuándo debe ser reparada o rehabilitada?

¿Cuales son los daños más comunes y los mayores riesgos?

Usted se puede guiar por una regla general: si el techo tiene menos de 25-30 años, la cubierta generalmente permanece intacta. Si es más antigua, debe revisar más de cerca para determinar su estado.

También relevante para la vida de un tejado es su inclinación. Con una inclinación mayor, la humedad en forma de lluvia y nieve se puede disipar más rápido, lo que aumenta la vida útil de la cubierta. De esto se desprende otra regla general, en la cual el grado de inclinación se transfiere a los años de vida útil del tejado: una pendiente de 30 grados promete una esperanza de vida de alrededor de 30 años. Una inclinación de 45 grados por lo general proporciona alrededor de 45 años de cobertura intacta.

SÍNTOMAS DE UNA CUBIERTA DAÑADA

  • Examine el desván debajo de la cubierta inclinada
    ¿Se ven manchas o moho en las vigas o en el piso? Esto podría ser humedad. 
    ¿Funciona la luz (se enciende sin problemas)? - ¿No? Estos síntomas indican que la cubierta y por lo tanto su impermeabilización (láminas, aislantes, teja de pizarra) no están intactos.
  • Si el desván no está habitado, preste atención a las vigas y a la estructura interior. 
  • Si la armadura del techo no está revestida, tenga en cuenta la calidad de las vigas. La primera señal de las carcomas es el serrín. Puede ver tratamientos preventivos y curativos contra insectos xilófagos y hongos para la madera en nuestra TIENDA ONLINE.
    Grietas en las vigas pueden también indicar vigas enfermas. Especialmente, en las buhardillas, el encuentro en el medio del techo y los bordes deben examinarse cuidadosamente.
  • Examine los ladrillos: ¿Existen daños causados por heladas, como manchas o material desconchado? 
  • No se deje engañar por el aspecto del tejado: musgo o verdín en la cubierta no significan necesariamente un problema. Las tejas de pizarra colocadas con gancho son fácilmente intercambiables y no es siempre necesario levantar toda la cubierta. 

La Generalitat de Cataluña ha abierto la convocatoria de 2018 para subvencionar las obras de rehabilitación de edificios residenciales, que contarán con una dotación inicial de 8,8 millones de euros, ampliables en función de las solicitudes y la disponibilidad presupuestaria.  El plazo para presentar la solicitud de ayuda termina el 31 de julio de 2018.

Se subvencionarán las obras que mejoren la eficiencia energética y la sostenibilidad, así como las que fomenten la conservación y mejorar de la seguridad y la accesibilidad, según un comunicado del departamento de Territorio y Sostenibilidad de la comunidad.

A dichas ayudas se podrán acogerse las comunidades de propietarios, los propietarios de edificios destinadoa a viviendas y las sociedades cooperativas formadas por propietarios de viviendas o edificios.

Este año, además, podrán optar también a esta ayuda las empresas constructoras arrendatarias o concesionarias de los edificios, y las empresas de servicios energéticos para las actuaciones dirigidas a mejorar la eficiencia energética y la sostenibilidad.

En las actuaciones dirigidas a la mejora de la eficiencia energética y a la sostenibilidad, así como a la conservación de la estructura e instalaciones y de las cubiertas, tejados, fachadas o patios, la cuantía máxima a percibir por vivienda será de 3.000 euros.

Por otro lado, las obras dentro de una misma vivienda que incluyan diversos tipos de actuación y ayudas podrán llegar a sumar una cuantía máxima de 14.000 euros.

rehabilita

mondonedo 1Con pizarra negra, como la que caracteriza la comarca de Valdeorras, CUFA, Cubiertas y Fachadas Ventiladas S.L., está realizando la restauración de la cubierta de la Catedral de Mondoñedo y de su claustro, en la provincia de Lugo. Esta intervención se iniciaba hace casi dos meses y se estima que sus trabajos durarán un año. Se está realizando un cambio de cubierta, de la estructura "con madera de roble americano" y también colocando los remates, canalones de cobre y limas.  CUFA se encarga de la instalación de todos los elementos a excepción de la estructura. Los arquitectos escogieron pizarra negra por su resultado estético, explica Pablo Israel Rodríguez desde esta empresa.

En la obra se está utilizando pizarra tipo granel recortado irregular de gran formato, con ella se cubrirá una superficie de unos 3.600 m2. La obra de colocación la están realizando "técnicos de la empresa, formados especialmente en la instalación de la pizarra a granel", entre ellos está José Álvarez Rodríguez, que coloca este tipo de pizarra desde hace 40 años.  "Estamos orgullosos de tener en plantilla a los mejores colocadores de pizarra rústica, destacan desde CUFA.

CUFA ya tiene rehabilitado cubiertas de templos como por ejemplo la iglesia de Xagoaza (O Barco de Vadeorras), la capilla de Oval (Rubiá - Valdeorras), la iglesia de Fene (A Coruña)... Pero es la primera vez que se hace una rehabilitación de una catedral. "Para nosotros, este proyecto, supone un paso más para poder crecer como empresa. Es importante que confien en nosotros para proyectos de esta índole, ya que hablamos de un bien patrimonial como es una catedral catalogada como monumento Nacional".

Como se había anunciado en el mes de Noviembre del año pasado, la Xunta de Galicia ha iniciado una línea de ayudas para mejorar las condiciones laborales de las explotaciones mineras en Galicia, incluidas las del sector de la pizarra. El plazo para solicitar las ayudas convocadas por la Xunta comienza hoy y finaliza el 26 de marzo. Los ámbitos a aplicar son en temas ambientales y laborales. El principal objetivo del programa es para reducir y controlar la emisión de polvo, que puede llegar a provocar enfermedades entre los empleados de naves de elaboración y minas de extracción. En especial se busca combatir la silicosis,  un reto en materia de salud laboral de las canteras de pizarra. 

El importe de partida es 3 millones de euros, pero según los cálculos de la Administración autonómica cuantifican en torno a los 6 millones de euros la cantidad total que puede distribuirse.  Las ayudas se dividirán en dos parte, la mitad de las ayudas que corresponde a 1,5 millones, será destinada a aquellas inversiones que ayuden a la reducción de la exposición de los trabajadores al polvo así como su emisión, sobretodo en naves de elaboración. Hay unos criterios de valoración que priorizan el grado de exposición según puesto de trabajo, el número de trabajadores a beneficiar y el tipo de empresa. Una segunda parate está destinado a la mejora de la calidad del ambiente atmosférico. Dicha subvención tiene un máximo de  300.000 euros por empresa y se valorarán factores como el incremento del nivel de protección ambiental o la optimización de las inversiones.

Nave de pizarraLos trabajadores de la pizarra y los sindicatos trabajan conjuntamente para conseguir una actualización de los coeficientes reductores,  dando un resultado un adelanto en la edad de jubilación  que englobe a todos los empleados independientemente de su categoría.

La medida que causa polémica surge por la diferencia en la aplicación de los coeficientes reductores, que varía del 0,5% al 0,1%, según el trabajo que se desarrolle aunque el riesgo en ambos puestos sea similar o incluso mayor. Esto significa adelantar la jubilación 6 meses por cada diez años trabajados, medida que afectaría a embaladores, gruistas y descargadores de carros. Además se incorporan con estos cambios otras categorías que no están reconocidas en la actualidad, como es el caso de los controladores de la calidad de la pizarra que se produce. Según determinan los expertos, el polvo de sílice y las temperaturas de calor o frío son las mismas para todos en el interior de la nave.

La explotación minera de la provincia de Ourense está orientado en torno a la pizarra ornamental de la que, según el último informe del Instituto Geológico y Minero de España, se abastecen 38 explotaciones, que dan trabajo a casi 1.500 empleados de forma directa, y supone más del 50% de todas las empresas que explotan esta roca en toda España, a añadir el millar y medio de empleados en la vecina León con explotaciones sobretodo en la zona del Bierzo y La Cabrera. Donde en todas las explotaciones, se situan en ámbitos rurales, actuando como un motor económico ya que genera empeleo estable y de calidad.

Las propuestas serán elevadas por el clúster gallego de la pizarra a la Xunta de Galicia así como a la junta de la comunidad de Castilla y León. El estado actual del proceso está en conocer si el servicio de Minas tiene algo más que aportar o puntualizar para llevar a Trabajo la nueva propuesta de coeficientes reductores y que sea aprobada finalmente.