La importancia de un buen aislamiento

Valora este artículo
(0 votos)

Buen aislamientoTodos sabemos lo bien que se vive bajo un buen aislamiento. En Invierno nos permite conservar el calor en nuestro hogar y ahorrar en calefacción, y ahora que se acerca el Verano podemos disfrutar de todo el confort que supone mantener una temperatura agradable, sobre todo en aquellas zonas en las que el calor aprieta en estas épocas del año.

Existen dos formas de realizar el aislamiento, por fuera y por dentro, y a continuación te explicamos cada una de ellas:

 Aislamiento por dentro: la mayoría de la gente que construye una casa elige este tipo de aislamiento. Para realizarlo se utilizan fieltros que se colocan entre los cabríos bajo el recubrimiento interior. La instalación es simple, pero especialmente en restauraciones hay que asegurar la impermeabilidad de la cubierta. Es imprescindible que ésta se encuentre en un estado impecable para evitar filtraciones de agua que puedan humedecer el aislamiento y provocar graves daños.

Aislamiento por fuera: hoy en día existen excelentes aislantes que son fáciles de aplicar y protegen del calor del verano repeliendo la radiación hacia el exterior. La colocación abajo del rastrel tiene dos ventajas: se gana superficie habitable y además se pueden mantener las vigas visibles conservando el aspecto original de la construcción.

 

El aislamiento debe formar una cubierta lisa sin que los cabrios rompan con la capa, consiguiendo así eliminar los puntos débiles y mejorando sustancialmente el ahorro energético.

La gran mayoría de los clientes valoran además la atmósfera cómoda y agradable que se consigue con las estructuras de madera y vigas, creando así un espacio excepcional de gran calidad y estética.

 

Información adicional

  • Valorar artículo: 1
Visto 1275 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.