Comportamiento y Durabilidad de la pizarra española

Valora este artículo
(1 Voto)

Las principales explotaciones de pizarra de nuestro país se encuentran en la zona del noroeste peninsular, principalmente Ourense y Lugo, donde se encuentran las mayores reservas de Europa. En Valdeorras se localiza la mayor concentración de explotaciones de pizarra para cubiertas de todo el país. Es la zona más conocida internacionalmente y donde se encuentran instaladas la mayor parte de las empresas del sector.

La Normativa Europea distingue entre tres tipos del material de la pizarra para cubiertas:

  • Pizarra para cubierta no carbonatada y de compresión tectónica, que son rocas que lajan fácilmente en finas láminas sobre los planos de clivaje resultante de una esquistosidad de flujo, originado por un metamorfismo de grado bajo o muy bajo, debido a su compresión tectónica.
  • Pizarra para cubierta no carbonatada de compresión litostática, son aquellas rocas que invariablemente lajan en finas láminas sobre un plano de sedimentación o de clivaje pizarroso originando por un metamorfismo de grado bajo o muy bajo debido a una compresión litostática.
  • Pizarra para cubiertas carbonatadas, donde las rocas que en su composición predominan los filosilicatos y que contienen como mínimo un 20% de carbonato cálcico, con un clivaje pizarroso bien desarrollado.

Extracción con sus tipos de pizarra

La pizarra colocada por CUFA Cubiertas y Fachadas de Pizarra, apta para cubiertas en toda España - en zonas de calor tal como tejados ubicados en lugares de alta montaña con nieve – es de la primera clase de pizarra para cubiertas, no carbonatada y de compresión tectónica.

Un trabajo de investigación realizado en el Centro Tecnológico de la Pizarra en el año 2011, caracteriza la pizarra gallega por su superior calidad en los siguientes aspectos: comportamiento frente a los ciclos de hielo, comportamiento frente a ciclos térmicos, resistencia a la flexión, riesgo de lajado, riesgo a rotura etc. La pizarra de la zona de Valdeorras, desde el punto de vista de sus prestaciones como material de cubierta, es un producto idóneo para cubrir un tejado de pizarra.

certificado CUFATodas las pizarras que colocamos en cubiertas están certificados y homologados con garantía anti-oxidación. Encuentra determinaciones sobre el yacimiento de origen, dimensiones como longitud y anchura de las tejas rectangulares y otras dimensiones para formas especiales (redonda, pico, rombo, escama, etc.) Para placas irregulares como los modelos granel o granel recortado se indican dimensiones máximas y mínimas promediadas de muestras representativas. El estudio incluye espesores y variedades que se exponen en milímetros por placa, información sobre curvaturas, aspecto superficial y acabado, color, peso, absorción de agua, resistencia a heladas, resistencia a flexión, resistencia a cambios térmicos, resistencia a ácidos, resistencia a la compresión, resistencia al desgaste por rozamiento y muchos otros datos de interés.

Todas estas características superiores de nuestra pizarra española convierten a España en el primer país productor de pizarra del mundo, con un volumen de exportación que sobrepasa el 80% en pizarra de cubierta. En la actualidad un 95% de la producción de pizarra para cubiertas es destinada a la exportación, pero el Clúster da Lousa de Galicia y la Consellería de Economía, Emprego e Industria, se han comprometido a potenciar el mercado nacional. Con campañas de publicidad apuestan por incrementar el conocimiento en la sociedad de las características y propiedades ideoneas de la pizarra para el mercado nacional y la arquitectura del futuro.

En los últimos años se está haciendo un fuerte hincapié en que debemos pensar en una arquitectura más sostenible y eficiente. La pizarra es una roca natural que requiere un menor procesamiento y por lo tanto un bajo coste energético en su transformación. Su producción es ecologicamente inofensiva y no necesita demasiadas fases de elaboración una vez extraida. Una vez cortados los rachones o bloques de pizarra son trasladados a la nave de elaboración. En la nave se dividen en bloques más pequeños, se cortan en función de las medidas y formas solicitados, se claficican y embalan para el transporte – un proceso que consume relativamente poca energía.

Edificación en Carredo (Astruias)

Una de las gran ventajas de la pizarra es claramente su durabilidad. Como material de construcción es muy duradera y puede soportar diferentes condiciones ambientales de paises en todo el mundo como por ejemplo heladas, nieve, lluvia y grandes diferencias de temperatura muchas veces durante 100 años. En consecuencia, un tejado de pizarra tiene una buena relación de coste de fabricación y vida útil – por cierto, si se elige adecuadamente y se instala correctamente, puede ser la parte más duradera del edificio.

Si después de valorar las ventajas de la piedra, ha decidido instalar un tejado de pizarra natural no dude en contactarnos para formarle un presupuesto. Redactamos el presupuesto a partir del conjunto de planos, memorias y pliego de condiciones de su proyecto. Se especifican todos los materiales, elementos, sistemas y detalles constructivos. Definimos todos los procesos desde un principio creando una construcción optimada y no productos seriados. Los costes de una cubierta de pizara se calculan a base de la mano de obra, los materiales necesarios para la ejecución de la obra y los medios auxiliares como por ejemplo la instalación de andamios. En el proceso además le ayudamos con la tramitación de permisos de obra o permisos de ocupación de vía pública tanto como la administración de posibles subvenciones para el proyecto.


Fuentes:

La Pizarra: Un Material para Construir, Santiago López Piñeiro y Álvaro Iglesias Maceiras. AGP, Asociación Gallega de Pizarristas.

Arquitectura y Tecnología de la Colocación de Pizarra en Cubiertas, José Luis Menéndez Seigas. Gráficas Eujoa, 2000.

Cluster da Pizarra de Galicia. Cubiertas y tejados de pizarra natural de Galicia. https://clusterdapizarra.com/

Información adicional

  • Valorar artículo: 1
Visto 374 veces
Más en esta categoría: « Historia de la pizarra (I)

7 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.