Historia de la pizarra (I)

Valora este artículo
(3 votos)

A lo largo de los años, la pizarra, es un elemento arquitectónico fundamental empleado en cubiertas, mampostería y enlosado.

La pizarra se ha empleado en un principio allí donde se localiza. Esto es debido a la dificultad de su extracción y posterior traslado, al ser una roca metamórfica muy compacta que provoca que no tenga porosidad o burbujas en su interior, y su peso es bastante elevado. En un comienzo se realizan extracciones a poca profundidad y posteriormente con la creación de canteras.

Aún así desde un principio se conocían sus excelentes propiedades y se han aprovechado tanto para la impermeabilización de edificaciones como con fines estructurales. Ejemplos tenemos muestras de épocas anteriores a los romanos, donde por ejemplo, a lo largo de todo el noroeste peninsular, la cultura celta o castrexa utilizaban el elemento en LOS CASTROS (edificaciones fortificadas en las que se agrupaban varias viviendas). Evidentemente, la pizarra empleada en estas construcciones es tosca, sin labrar y poco elaborada debido a la complejidad y desconocimiento de nuevas técnicas empleadas, tanto en su obtención como en su finalización.

castro

No solamente tenemos que hablar de construcciones, ya que se usó mucho como elementos decorativos o funerarios, ya que se hay vestigios y restos muy bien conservados de la utilización de lajas de pizarra a modo de lápidas y otros elementos para la construcción de tumbas. 

Cabe destacar la presencia de ÍDOLOS-PLACA, que aparecen generalmente en tumbas y poblados de la Extremadura española y el Alentejo portugués del período comprendido entre el siglo XI y el IV a. C., es decir, entre finales del Neolítico y finales del Calcolítico o Edad del Cobre.

ídolos en pizarra

Además, se tiene constancia de la utilización de las Lajas como soportes, para platos, bandejas y otros útiles ... [Ejemplo: Tablero de juego y fichas en pizarra ]

También se ha utilizado a modo de muros y cerramientos. Antiguamente se utilizaba la pizarra como elemento para configurar muros que soportasen cargas de edificios, así como cerramientos. La pizarra, al igual que la mayoría de las piedras posee una gran resistencia a compresión, aunque en el caso particular de esta, se debe procurar colocarla en el sentido de la foliación.

murallaUn ejemplo de muro o cerramiento, cabe destacar la MURALLA DE LUGO en Galicia. La Muralla, excelentemente conservada y Patrimonio de la Humanidad, es un recinto amurallado que rodeaba y defendía la ciudad de Lucus Augusti (Actualmente la ciudad de Lugo), construida por los romanos en el siglo III. Construida además de pizarra, con bloques de granito, tiene una sección de 4,20 a 7 m de ancho y una altura de 8 a 12 m. Su perímetro es de 2.140 metros por su paseo de ronda. Su aspecto actual casi no difiere de su configuración original y es una de las edificaciones romanas de su género mejor conservada del país.

Información adicional

  • Valorar artículo: 1
Visto 160 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.