casa otoñoAntes de la llegada del frío y la lluvia debemos prepararnos para que estas condiciones nos afecten lo mínimo posible, esto ocurre también con su vivienda. Si está pensando en una reforma o cambio de cubierta, o programando la construcción de su próxima residencia o la de los demás, debe conocer que una de las zonas donde más afectan las condiciones climatológicas es en los tejados y cubiertas. Antes de la llegada del otoño es el momento perfecto para empezar a revisar y estudiar medidas que afecten a la vivienda ante situaciones climáticas adversas. Animamos a investigar tanto a profesionales como particulares, que cubrir los tejados con pizarra nos proporciona una gran estanqueidad al agua y nieve, que unida a los elementos bajo-cubierta ofrecen un gran aislamiento con respecto al frío y las bajas temperaturas.

Otro de los factores a tener en cuenta en la zona de construcción, como es rachas y orientaciones de viento, así como su duración media. También hay que estudiar frecuencias de lluvias tormentosas y duración de días de nieve. Así como temperaturas medias y variaciones entre diferentes temporadas y máximas y mínimas diarias cuando las condiciones de temperatura son más adversas (Por ejemplo jornadas de heladas nocturnas)

Veréis que la cubierta de pizarra será primera opción por sus beneficios a la hora de construir, remodelar y reformar cubiertas en la mayor parte del norte de España. Recomendamos siempre pizarra para las cubiertas, además por su versatilidad y sus múltiples opciones, colores, formas, diseños y vistosidad. Pero además existen otras opciones como puede ser la teja o cubiertas de diferentes metales como zinc o cobre. ¿Tienes dudas? Puedes contactar con profesionales que te asesoran .

LluviaTodos los años pasa lo mismo, abandonamos el Verano y, tras un breve tránsito de adaptación en Otoño, llega el Invierno con sus lluvias, temporales, frío, viento y, en ocasiones, nieve. En esta época del año es cuando más sufre nuestra cubierta de pizarra, y por ello el mes de Noviembre resulta idóneo para efectuar una revisión y dejarla preparada para afrontar con garantías los rigores del Invierno y para seguir disfrutando de su calidez y perfecto aislamiento.

Las cubiertas han de ser revisadas un par de veces al año, en Primavera y justo antes del Invierno. Las razones de esta recomendación son obvias ya que son las dos épocas del año previas a las de mayor rigor desde el punto de vista climatológico. En esta época del año en la que nos encontramos el tejado ha de prepararse para afrontar los temporales que se avecinan, tanto de lluvia y viento, como de frío y nieve. Es inevitable que exista un riesgo mayor en esta época de que una pieza del tejado se suelte y provoque daños en el resto de la estructura o algún accidente. Una revisión preventiva es perfecta para evitar este tipo de situaciones.