Parte de una nave de pizarra a pleno funcionamiento

Tal y como quedaban patentes las subidas en los primeros meses del año, se ha reflejado un aumento en la venta y de la producción de pizarra de las canteras de pizarra gallegas y castellano-leonesas (Limítrofes con Galicia) en más de un 5 % durante el primer cuatrimestre del año, respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta subida de venta por parte del sector, y por lo tanto de producción llega a equiparar a los del año 2.014, justo antes de la crisis que se reflejó con una merma considerable durante los años 2.015 y 2.016.

Este último mes la subida no fue tan buena como en los tres primeros meses. Recordemos que durante el mes de Marzo, se realizaron unas subidas de ventas con respecto al año anterior de más de un 10 %. Pero ese gran resultado ya se sabía que no iba a acompañar durante el mes de Abril. Dicha subida, se achaca al aprovisionamiento de material por parte de clientes antes de la subida del precio a finales de Marzo, principios de Abril, por parte de la mayoría de las pizarreras y distribuidores, El precio de tarifas del material natural, registraron unas subidas generalizadas en todas las medidas y categorías entre un 3 % y un 6 %.

En cuanto a exportaciones, Francia, otra vez, fue el país que más toneladas importó, con unas subidas con respecto al mismo periodo del año anterior de más de un 7,5 %. También Reino Unido incrementaba sus importaciones en más de un 2%. Las ventas Alemania, que consiguió rebajar su consumo solamente en un 1 %, a pesar de los malos resultados de los 3 primeros meses, que apuntaban a una bajada de más de un 3 %, siguiendo la racha del primer trimestre del año.

El sector facturó en sus exportaciones con la suma de Galicia y Castilla y León más de 90,5 millones de euros, superando el aumento de un 1 % de importe en ventas con respecto al año 2.016. 

Esta mayor confianza de las empresas influye en el empleo. Las canteras gallegas y Bercianas, están siguiendo con su aumento de plantilla continuo, actualmente las plantillas de las empresas del sector se aproximan a los 2.500 trabajadores (En toda España).

Actualmente se están buscando nuevas incorporaciones de plantilla por aumento de producción, para puestos específicos, además de los repuestos comunes por bajas y jubilaciones. Dichos aumentos de precios se verán repercutidos también en salarios con nuevos convenios y acuerdos.

Para meses posteriores, con independencia de la repercusión de la subida de tarifas, se espera que el aumento de ventas siga aumentando. Fuentes del cluster de la pizarra, indican que el buen año que lleva la producción de pizarra va a continuar durante el resto del 2.017.

pizarra jaulaLos resultados del segundo mes del año siguen creciendo, si como ya se indicaba que en el mes de enero, "las exportaciones del material natural a los principales mercados europeos, con un repunte de más de un 7% respecto al año pasado", los datos del siguiente mes siguen siendo muy alentadores, en febrero, el aumento ha llegando en su conjunto hasta un 7,4%.

También como el anterior resultado, el porcentaje sigue aumentando gracias a Francia, que obtuvo una subida hasta un 11 % en sus importaciones. Se estima que se importaron en los meses de enero y febrero un total de 36.150 toneladas, logrando encabezar la lista de clientes de los pizarristas españoles. 

Otro gran importador, como es Inglaterra, ha subido sus importaciones de manera significativa, sobrepasando el 4% en el conjunto de los dos primeros meses con respecto al año 2.016. Lo notable de este mercado es el incremento grande en el mes de febrero, ya que en el mes de enero habría simplemente rozado un aumento del 1% respecto al mes del año anterior.

El segundo importador internacional de pizarra Gallega y Castellano-Leonesa, Alemania sigue con sus números en negativo, lo único favorable fue que en el mes de febrero se suavizaron las bajada de las compras del 6% presentadas en el mes de enero.

Por otra parte, sabe destacar que gracias al buen dato de pizarra exportada, se ha producido un aumento en la facturación y el precio medio de tonelada exportada aumentó, aunque no llega a los precios de año anterior. En febrero, el precio medio de la pizarra, cayó otro 1% con respecto al año anterior, pero el precio medio subió 5 euros / tonelada (527,50 €) con respecto al mes de enero de este año (522 €).

Esto viene dato a que muchas empresas, a lo largo del mes de febrero, rehicieron su tabla de precios, donde se han presentado variaciones desde un 3% hasta un 5% según empresa y producto. Este aumento de tarifa hace prever que el crecimiento de exportaciones se estanque en los meses siguientes, e incluso, se baraja que que el buen resultado de exportaciones de los dos primeros meses, sean consecuencia de que los importadores se abastecieron de material antes de la subida de precio que ya se estaba barajando en la anterior temporada.

En lo que llevamos de año ha crecido el optimismo en el sector de la pizarra, ya que han aumentado significativamente las exportaciones del material natural a los principales mercados europeos, con un repunte de más de un 7% respecto al año pasado. Es importante resaltar esta subida ya que en periodos de inicio de año, donde la actividad de la construcción es bastante baja con respecto a otros meses más propicios, debido a factores climatológicos (lluvias y nieves) y con jornadas con un bajo horario solar.

En conjunto, las canteras asociadas a la A.G.P. y las demás españolas lograron insertar en el mercado casi 40.000 tonelada. Un fuerte incremento, viene dado sobretodo por las importaciones en Francia, donde se ha sobrepasado una marca de un 9 % más que en los último mes del año anterior. Otro gran importador, como es Reino Unido, también ha subido sus importaciones, aunque de manera meramente simbólica, aumentando solamente un 1 %. Cabe destacar, aunque de manera puntual, una subida de más de un 40 % las importaciones en Irlanda, donde se llegaron a más de 1.750 toneladas provistas en enero. También Bélgica, quiere seguir siendo un país con fuerte importación de pizarra española, creciendo un 6 %, hasta casi las 1.500 toneladas, manteniéndose en el cuarto importador.

La cruz se la llevan, de nuevo, los productores que distribuyen su material a Alemania, en donde bajó, en este caso hasta casi el 6,2 % menos. Igual que el año anterior, en el país germano, la importación de los distribuidores alemanes descendió, recordemos que el año 2.016 bajó un 1,5 %, el año 2.015 cayó en un 6 % y su facturación en un 10 % con respecto al año 2.014.

También, el precio medio de tonelada exportada sigue en caída, con precios de principio de década. En enero, el precio medio de la pizarra, al contrario de lo que esperaba el sector, cayó casi un 1 % con un precio medio de 522 euros / tonelada. En 2.016, la pizarra de exportación fue vendida a una media de 533 euros / tonelada.

La exportación de pizarra aumentó un 2,2 % en el año 2.016 con respecto al año 2.015. Se exportaron más de 475.000 toneladas y facturaron más de 253 millones de euros.

Esto viene dado a una recuperación en el sector de la construcción en Bélgica, Francia, Inglaterra y Alemania.

Analizando los principales importadores. El país germano igual que el año anterior, la importación de los distribuidores alemanes no fue en aumento, pero con una caída más liviana, ya que la importación cayó en casi 1,5 % (En el año 2.015 cayó en un 6 % y facturación en un 10 %, con respecto al año 2.014). A pesar de ello Alemania sigue situándose como el tercer importador de pizarra, después de Francia y Reino Unido. Seguido por Bélgica.

Las asociaciones empresariales esperan que siga un repunte hasta llegar a los valores del año 2.007, que marcó los niveles de exportación más altos de la serie histórica, pero dicho año también marcó el inicio de la caída de exportación debido según fuentes a la prolongada crisis de la construcción. El año pasado marca una tendencia positiva, al contrario que en años anteriores, donde por ejemplo en el año 2.015 las exportaciones cayeron un 1 % y la facturación un 1,7 %. Este parece un indicio que se comenzar a salir, por fin, de dicha crisis.

Aunque se registró un aumento de volumen y facturación, este aumento no se produjo en el precio del producto para su exportación. En 2.016, la pizarra de exportación fue vendida a una media de 533 euros / tonelada, inferior a los 534 del año 2.015 (- 0,2 %). Indican que la competencia empresarial influyó en es estancamiento de las tarifas, aunque parece que en los próximos meses dichos precios van a subir, debido a la venta de pizarras de calidades inferiores.

Para este año, la gran duda y preocupación por las pizarreras, es el mercado Inglés (con un aumento positivo de un 5 % con respecto al año anterior) debido al proceso denominado Brexit.